Reformas de baños

Si estás pensando en reformar el baño y estás buscando algunas ideas quizás te inspiren algunos de nuestros trabajos. No importa si el cuarto de baño a reformar es grande o pequeño, somos especialistas en encontrar las mejores opciones de distribución posibles y en elegir losmejores materiales para que el resultado sea un baño cómodo, agradable y relajante.
Baños minimalistas
Baños nórdicos
Baños modernos
Baños clásicos o vintage
Los trabajos de desescombro y demolición, necesarios para cambiar tanto suelos como paredes y sanitarios. Renovación de todas las instalaciones. Es conveniente, cuando se plantea una reforma completa, renovar las instalaciones del cuarto de baño para evitar tener que hacer nuevas reformas a la larga.

 

Cambiar el sistema de calefacción, como la electricidad y la fontanería.
Cambio de revestimientos. Un cuarto de baño nuevo requiere un look completamente renovado. Para ello nada mejor que modernizar los revestimientos. Sustituir los revestimientos, como los suelos y paredes, por unos de calidad media.
Accesorios, sanitarios y montaje. El broche final de un cuarto de baño lo imponen los nuevos sanitarios y accesorios para el aseo. Añadir una bonita ducha, un nuevo lavabo, un aseo increíble o un mueble.
Si quieres conocer más detalles de alguna de nuestras reformas o tienes dudas con tu proyecto de reforma de baño puedes ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.

Baños minimalistas, la belleza de la simplicidad

Los baños minimalistas tienen estilo propio y son fácilmente reconocibles. En ellos todo lo superfluo sobra y la sencillez, la pulcritud y la sobriedad en las formas se imponen. No quiere decir que sean cuartos de baño impersonales, sino todo lo contrario.
Los espacios amplios, diáfanos y que transmitan absoluta ligereza responden a este estilo pulcro y elegante. Si lo quieres para tu baño, aquí tienes algunas sugerencias para lograrlo.

*Baños nórdicos: Luz, amplitud y sencillez

En los baños nórdicos hay varios rasgos y elementos tan comunes como indispensables. La luminosidad, la amplitud y los espacios abiertos y las líneas sencillas y rectas son condiciones sine qua non del estilo escandinavo.
La presencia de la naturaleza es otra de las señas de identidad esta tendencia particular en el que ‘lo sobrecargado’ sobra. En un baño nórdico, se imponen la comodidad, el orden y las formas simples para crear un espacio de total confort con muy poco.

baños modernos

*Baños modernos

Líneas simples, contrastes en materiales y en tonalidades y una estudiada funcionalidad son algunos rasgos que dan personalidad a un baño moderno. En decoración, seguramente el concepto de modernidad en el baño es uno de los más completos, pero siempre parte de un estilo donde predominan las líneas simples y los accesorios que buscan la máxima comodidad.
En él son válidos y tienen cabida tanto elementos de aire retro, como detalles futuristas. Todo es cuestión de combinarlos de la manera correcta.

*Baños clásicos o vintage.

Un baño inspirado en un diseño clásico o vintage siempre destaca por un toque especial, confortable y refinado a partes iguales. Materiales de calidad, equilibrio en los detalles y un mobiliario sólido y con protagonismo son elementos siempre fieles al estilo más tradicional.

El clásico y el vintage son estilos que tanto puede servirte para crear un aseo sobrio y con personalidad, pero también es apto para un baño principal, espacioso y de techos altos.

1- Reforma de baño adaptado para discapacitados

Cada vez más personas nos transmiten la necesidad de adaptar sus viviendas parcial o totalmente para poder desarrollar todas sus actividades diarias con la mayor autonomía y comodidad posible. Una de las soluciones que más se solicita es la reforma de un baño adaptado ya sea con un cambio de bañera por plato de ducha o algún otro elemento. Algunas de estas personas sufren enfermedades, lesiones o han envejecido y no solo no pueden desarrollar las mismas actividades que una persona sana, sino que además necesitan de terceras personas que les acompañen y faciliten la movilidad.
Podríamos definir la Accesibilidad como la capacidad de Proyector, Diseñar, Adaptar y Modificar el espacio con el fin de hacerlo más aprovechable y fácilmente accesible para las personas discapacitadas y muy especialmente enfocado a todos aquellas con capacidad motriz o sensorial reducida o impedida, sin que ello signifique un sobre coste. Como especialistas que somos en este campo, ofrecemos nuestros servicios y asesoramiento para la reforma y adaptación de su vivienda, cocina o baño. Este es un resumen de nuestra metodología.
Qué tener en cuenta en la reforma de un baño adaptado
Con el fin de unificar los criterios de las normativas estatales, comunitarias y locales, podemos resumir las diferentes zonas de trabajo con los mínimos establecidos y que son para todos comunes de la siguiente forma:

La zona del lavabo
Ha de facilitarse el acceso al lavabo y se ha de diseñar teniendo en cuenta factores tales como la altura a la que está situado, el espacio libre que haya por debajo y las dimensiones de la silla de ruedas y el usuario. En todos los casos hay que tener presente, además que requiere una zona lateral para un posible acompañante y/o para realizar la maniobra de salida con rotación de 90 grados de la silla de ruedas. El grifo debe ser del tipo de palanca clínica, incluso con alcachofa extraíble.
El sifón será embutido o adosado a la pared y el tubo del desagüe flexible o acodado directamente desde la pileta. El espejo será preferentemente reclinable y dotado de accesorios que aumenten la comodidad, como jabonera, porta papel, etc.

La zona del inodoro y bidé
Como elemento imprescindible en cualquier daño adaptado, el inodoro-bidé requiere de una serie de consideraciones como las diferentes tomas de agua para la función bidé y las dimensiones y distancias de seguridad que se han de respetar para que se consiga la utilización del w.c-bidé correctamente, tanto en profundidad como en distancia, de los elementos auxiliares de apoyo.

La zona de la ducha y la zona de bañera

El traslado a la ducha por parte del usuario de una silla de ruedas se puede realizar directamente con una silla de ruedas adecuada, a condición de que el plato de la ducha esté enrasado con el pavimento. También se puede realizar una transferencia a un asiento abatible adosado a la pared, o colgado como en la imagen.

2- Cambiar bañera por ducha

Cada día más clientes se plantean hacer un cambio de bañera por ducha, motivados por temas de accesibilidad, comodidad, espacio e incluso costumbres, ya que la bañera es un elemento que con el tiempo está quedando en desuso. Cada proyecto responde a una solución diferente que depende de factores como del espacio, la economía y las necesidades del cliente, pero todas ellas tienen algo en común para poder realizar el cambio, se requiere de una pequeña obra de adecuación de instalaciones y revestimiento.
Los platos de ducha son muy sencillos de instalar y no requieren de grandes obras, por lo que cada día más gente, sobre todo mayor, se plantea sustituir su bañera por un plato de ducha. Mucho se ha escrito ya sobre este tema y la verdad es que resulta complicado aportar cosas nuevas sobre una obra que es relativamente sencilla. Veamos, por eso, en qué consiste esta obra paso por paso.

¿En qué consiste el cambio de bañera por ducha?

reformas de baños

Eliminación de los revestimientos perimetrales de la bañera

Al realizar un cambio de bañera por ducha, hemos de sustituir una serie de elementos, que son la bañera, el grifo de la bañera, la mampara (si es que tenemos mampara en la bañera) y los revestimientos que rodean la bañera. En su lugar se coloca un plato de ducha con su correspondiente válvula con sifón, el conexionado al bajante nuevo, la mampara, el grifo o columna de ducha y los revestimientos que han de cubrir el hueco que antes ocupaba la bañera. El resto de los elementos que integran el baño no se modifican, por lo que se conserva gran parte del carácter y estética de los elementos existentes. Este es un aspecto que hemos de tener muy en cuenta a la hora de integrar los nuevos elementos.

Precauciones

Antes de empezar a trabajar hemos de tomar una serie de precauciones que parecen sencillas pero que puede dar lugar a problemas. Lo principal es asegurar y proteger todos los elementos que no se vayan a retirar, como sanitarios, marcos de puertas y ventanas, para que no sufran ningún daño. Es importante cortar la electricidad y el agua de la vivienda para evitar posibles escapes o descargas y avisar al cliente de que temporalmente no podrá hacer uso de aparatos eléctricos y sanitarios.

A- Materiales

Disponemos de muchas soluciones en el mercado para instalar un plato de ducha. Puede ser un plato de ducha de piedra natural, de obra, acrílico, sintético, de poliuretano, de porcelana o de acero recubierto de porcelana. La elección de una u otra solución dependerá de la geometría, ya que no todos los formatos se fabrican en todas las medidas, de la altura que tengamos desde el forjado de hormigón hasta el desagüe, ya que si no podemos pegar el plato de ducha al suelo no tienen sentido soluciones de poco canto como los acrílicos o sintéticos, y por último de la economía, puesto que los más económicos no suelen ser los más bonitos.

B. Instalaciones

Al retirar la bañera necesitaremos modificar las instalaciones de fontanería y colocar el sistema de grifería nueva en la pared. Podemos elegir entre columnas de hidromasaje, columnas termostáticas, grifos termostáticos fijados a la pared, con flexo y teléfono, y grifos mezcladores con flexo y teléfono. Nuestra recomendación es integrar un sistema de ducha en forma de lluvia.

C. Revestimientos

Como solución a los revestimientos podemos optar por diferentes acabados, pero siempre teniendo en cuenta los materiales actuales y su estética. En el caso de que nuestro baño esté recubierto con cerámica, podemos optar por revestir con la misma cerámica o lo más parecido posible (esta opción siempre será la más respetuosa con la estética y posiblemente la más económica). Podemos revestir con placas sintéticas o de cuarzo como el Silestone, o podemos cambiar todo el revestimiento de la zona de la bañara de manera que enmarquemos todas las paredes de la ducha con un material nuevo desde el plato de ducha hasta el techo. Este material puede ser cerámico, sintético, cuarzo o microcemento.

alicatado y solado de baños

En el caso de no tener revestimientos cerámicos, tendríamos que plantearnos realizar un revestimiento hidrófugo que evite las filtraciones y la aparición de mohos en las paredes por lo que recomendamos que optéis por uno de los siguientes tratamientos:

1) Revestimiento con microcemento

Es una opción que cada vez se extiende más y que puede ofrecernos acabados muy estéticos a un precio que a pesar de no ser un producto nuevo, todavía resulte un poco caro para el tipo de aplicación que representa. El revestimiento cerámico es una opción muy a tener en cuenta, ya que nos evitará problemas que con el tiempo sí pueden acarrear otros revestimientos, además de que es bastante económico en función del material que seleccionemos.
2) Los productos nanotecnológicos y pinturas hidrofugas
Son la mejor y más económica de las opciones, ya que se puede aplicar sobre cualquier superficie previa imprimación y mantiene sus características como mínimo durante 5 años.
3) Los revestimientos sintéticos o de cuarzo
Presentan una estética muy agradable, una durabilidad casi eterna y un coste muy equilibrado.

Ducha con revestimiento de microcemento y gresite

D. La mampara
Por último, se ha de tener en cuenta la colocación de una mampara que evite que el agua salpique fuera de la zona de la ducha por lo que describiremos que existen soluciones a medida y que el precio puede oscilar entre unos 350€ y 800€ en función de las dimensiones y los materiales. Pueden ser practicables, correderas y en acordeón, siendo las más comunes y económicas las correderas. Los materiales en los que se pueden realizar son el aluminio y acero inoxidable para los perfiles y en metacrilato y vidrio para los cerramientos.